Fiesta de Cristo Sacerdote

Fiesta de Cristo Sacerdote

La Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote se celebra siempre el jueves después de Pentecostés. Las Oblatas de Cristo Sacerdote invitan de nuevo todos los sacerdotes de Madrid a celebrar con ellas la Eucaristía en el Monasterio Nuestra Señora de la Almudena (su «casa madre», en C/General Aranaz 22) el jueves 13 de junio a las 12:00h.

La festividad de Cristo Sacerdote comenzó siendo la propia de las Hermanas Oblatas, pero los fundadores (Mons.García Lahiguera y Madre MªCarmen Hidalgo de Caviedes) la querían para toda la Iglesia. En noviembre de 1954 García Lahiguera pidió a la Junta General de la Congregación de San Pedro Apóstol de presbíteros seculares de Madrid que se adhiriera a la petición que quería elevar a la Santa Sede con vistas a la institución de la festividad litúrgica de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote. Acogida con entusiasmo la proposición, fue enviada con el visto bueno del Patriarca de las Indias y Obispo de Madrid Leopoldo Eijo Garay. El propio García Lahiguera lo propuso en 1965, durante el Concilio Vaticano II, cuando se trataba el esquema De Sacerdotis, propuesta que fue rubricada por 194 padres conciliares, entre ellos 5 cardenales.

La Congregación de Oblatas de Cristo Sacerdote empezó a trabajar en la elaboración de los textos eucológicos de la fiesta, que fueron aprobados para su uso el 21 de diciembre de 1971 por la sagrada Congregación para el Culto Divino, y quedan a disposición de las diócesis y congregaciones que soliciten dicha memoria. En abril de 1972 García Lahiguera, entonces Arzobispo de Valencia, envió una carta a los obispos españoles, adjuntándoles los textos de misa y Oficio, para que se adhirieran a la inclusión de esta festividad en el Calendario Nacional como corolario del próximo Congreso Eucarístico Nacional que se iba a celebrar en Valencia.

Propuesta seguidamente a la reunión permanente de la Conferencia Episcopal Española la aprobación de dicha fiesta para el Propio de España, salió adelante en la Asamblea Plenaria del 5 de julio de 1973, fijándose para el jueves posterior a Pentecostés. El Presidente envió a Roma las correspondientes preces y por rescripto nº 1087/73 de 22 de agosto de 1973 la Sagrada Congregación para el Culto Divino aprobó su inserción en el Calendario Litúrgico Nacional de España con sus textos propios. Se celebró por primera vez en España entera el 6 de junio de 1974

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *