Quiénes somos

Quiénes somos

San Juan de Ávila, patrono del clero español

LA CONGREGACIÓN

   Nuestra Congregación fue fundada en 1619 por el presbítero madrileño Jerónimo de la Quintana y de Prado y puesta bajo la advocación y patrocinio del apóstol san Pedro como expresión del espíritu sacerdotal que la distingue y de su fidelidad  -desde la Iglesia de Cristo en Madrid- a la Sede de Pedro en Roma.

   La compone un centenar de presbíteros numerarios, admitiendo, también, obispos y presbíteros como honorarios. El obispo diocesano de Madrid es protector nato de la Congregación.

   Dos palabras pueden resumir su existencia secular: caridad y espiritualidad. En efecto, desde su origen la Congregación de san Pedro ha tenido como objetivo fundacional el ejercicio de la caridad hacia todos los hermanos en el ministerio. Sus miembros y medios existen en función de esta caridad fraternal. Lo realiza:

Estimulando el encuentro y la mutua atención de los congregantes, especialmente de los enfermos y ancianos; cuidando la celebración de los sufragios por los fallecidos y sosteniendo obras al servicio de la misión sacerdotal (hospital, residencia, cursos, encuentros, ayudas económicas, etc).

Manteniendo viva la espiritualidad sacerdotal. Para ello, la Congregación intenta ofrecer a todos sus miembros, así como a los demás presbíteros seculares, cuantos medios están a su alcance para acrecentar su espíritu y formación sacerdotales. Honra con culto especial a su santo Patrono y potencia la devoción a los santos madrileños y, no menos, a san Juan de Ávila, patrono del clero español, con el mismo fervor con que promovió su proceso de canonización y colaboró en su declaración como Doctor de la Iglesia.

   Nuestra Congregación se destacó siempre en la vida de la diócesis por su culto eucarístico a Cristo Señor y en mantener la devoción a María, Madre de Cristo Sacerdote, en el misterio de su Concepción Inmaculada.

   Hoy intenta vivir el espíritu Concilio que enseña el fin que los presbíteros persiguen con ministerio y vida es procurar la gloria de Dios en Cristo. Esta consiste en que los hombres reciban consciente, libre y agradecidamente la obra de Dios, realizada en Cristo, y la manifiesten en su vida entera (PO 2).

CONTACTAR

«Congregación de San Pedro Apóstol de presbíteros seculares naturales de Madrid»
C/San Bernardo 101, Madrid
Tel.: 91 447 42 00; congregacionsanpedro@gmail.com

«Serviclero»
C/San Bernardo 101, Madrid (por callejón lateral)
Tel.: 91 445 49 24; serviclero@serviclero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *